Luchas entre milicianos que cruzaron a Pakistán provenientes de Afganistán y atacaron un punto de revisión pakistaní dejaron al menos 25 soldados, tres civiles y 35 insurgentes muertos, dijo el jueves la policía, en uno de los más mortales enfrentamientos en meses recientes.

El enfrentamiento, que empezó el miércoles y continuó el jueves, ocurre cuando un general pakistaní de alto nivel indicó que el ejército planea montar un operativos en contra de milicianos en una región tribal dentro de Afganistán, pero negó reportes periodísticos sobre una inminente ofensiva en Waziristan del Norte, el área tribal donde Estados Unidos ha presionado para entrar en combate.

La frontera noroccidental con Afganistán ha sido durante años un enclave para extremistas islámicos, algunos de los cuales se centran en ataques contra fuerzas occidentales a través de la frontera mientras que otros atacan al estado paquistaní y varios más planean ataques terroristas contra Occidente.

Pakistán ha tomado acciones en contra de los milicianos en el noroccidente, pero han probado ser resistentes.

La policía dijo que unos 200 milicianos cruzaron a Pakistán desde Afganistán y atacaron el punto de revisión resguardado por la policía y tropas paramilitares.

El jefe de policía regional Ghulam Mohammed dijo que 25 miembros de seguridad y tres civiles murieron, mientras que 35 milicianos fueron muertos. Agregó que muchos de los atacantes huyeron a Afganistán el jueves al final de los combates.

Mohammed dijo que la situación estaba ya bajo control y se estaban organizando los funerales.