La canciller de Alemania, Angela Merkel, aseguró hoy que el euro no está en crisis, aunque los mercados mantienen su incertidumbre sobre la competitividad de las economías que emplean la moneda única.

"No tenemos ningún problema con el euro (...) Es una divisa estable, sobre todo respecto al dólar, y fuerte, a veces demasiado para nosotros que somos una nación exportadora", indicó Merkel durante un discurso en Singapur, donde se halla de visita oficial.

La líder alemana reconoció sin embargo que "tenemos problemas con algunos estados miembros y sus deudas".

Merkel consideró que el "problema de raíz" de la zona euro es la disparidad entre la competitividad de los países", y "algunos son muy débiles".

Para superar la crisis, "tenemos que aumentar la competitividad y poner la responsabilidad fiscal en el centro de nuestros esfuerzos", añadió.

Sin mencionar directamente a Grecia, la canciller alemana subrayó que "nuestra moneda común requiere que nuestra competitividad deje de ser tan desigual como lo es hasta ahora".

Merkel también aprovechó la ocasión para respaldar la candidatura de la ministra de Finanzas francesa, Christine Lagarde, para dirigir el Fondo Monetario Internacional.

La jefa del Gobierno de Alemania señaló que Lagarde tiene la mezcla "ideal" de experiencia económica y política para sustituir al frente de la institución multilateral a Dominique Strauss-Kahn.

Merkel instó a las naciones en vías de desarrollo a que adopten una "visión imparcial" respecto a la candidata francesa, que pugnará por el puesto con el gobernador del Banco Central de México, Agustín Carstens.