La campaña del representante Anthony Weiner para poner fin al furor que despertó una foto lasciva enviada desde su cuenta de Twitter parece haber logrado su objetivo, pero a medias: puede que haya convencido al público que él no envió la foto, pero la incertidumbre acerca de si la imagen es suya sólo sirvió para mantener vivo el escándalo.

Después de una agitada conferencia de prensa efectuada esta semana, en la que Weiner se negó a responder toda pregunta sobre el incidente, el legislador pasó el miércoles ofreciendo una serie de entrevistas en las que trató de explicar la situación. Pero algunas de sus respuestas — con cierta pretensión humorística — parecieron empeorar las cosas.

"Sabemos con certeza que yo no envié esta foto", dijo a la prensa en el Capitolio. Pero dijo a la MSNBC que no puede decir con seguridad que la imagen que muestra los calzoncillos abultados de un hombre, fotografiado de la cintura para abajo, no fuera suya.

Presionado por los periodistas para que dijera si era el sujeto en la foto, Weiner respondió: "No sabemos de dónde provino esta foto. No sabemos con certeza qué hay en ella".

La foto sexualmente sugestiva fue cargada el viernes y enviada a una estudiante universitaria en Seattle. Al día siguiente denunció el hecho el cibersitio BigGovernment.com, operado por el comentarista conservador Andrew Breitbart.

En su conferencia de prensa el miércoles, el legislador no pudo resistirse a hacer alguno que otro juego de palabras al explicar por qué no denunció la supuesta intrusión cibernética a la policía del Capitolio.

"No estoy seguro de que quiera movilizar recursos nacionales y federales para tratar de averiguar quién colocó una foto en el cibersitio de Weiner. No estoy seguro de que se alce — sin intención de broma — a ese nivel". Más tarde sugirió que la supuesta intrusión era sólo "la punta de la espada de al-Qaida".

Queda en duda por qué el legislador, que se casó recientemente con una asistente de la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton, seguía en Twitter a la estudiante universitaria.