El gobernador del Banco de Israel, Stanley Fischer, ha actualizado al 5,2 % la previsión del crecimiento del PIB para 2011, y la de desempleo a un 5,8 %, porcentajes que representan en ambos casos récords históricos para la economía local.

Esta es la primera vez que un presidente del banco emisor israelí sitúa en el 5,2 % la perspectiva de crecimiento que, según el diario "Yediot Aharonot", se debe a unos resultados en el primer trimestre que muestran una clara aceleración de la actividad en el mercado.

El suplemento económico del rotativo informa hoy de que la anterior previsión de Fischer para 2011 era del 4,7 %, y que su corrección sigue a la publicada la semana pasada por la OCDE, que fijó para Israel una previsión de crecimiento del 5,4 %.

En cuanto al desempleo, hoy del 6 %, Fischer prevé que bajará este año al 5,8 %, que se mantendrá durante 2012 si no hay ningún cambio dramático.

La tasa más baja que tiene registrada la Oficina Central de Estadísticas de Israel es de un 5,9 hace tres años, antes de estallar la crisis económica mundial.