La inversión extranjera directa (IED) en Bolivia se incrementó 53% en 2010 alcanzando 651 millones de dólares, el monto más alto desde que el presidente Evo Morales asumió el gobierno en 2006.

No obstante el crecimiento, la IED está entre las más bajas de la región, según un informe divulgado el jueves por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

Cuando Morales asumió el gobierno en 2006 la IED era de 278 millones de dólares, en 2007 alcanzó 362 millones, en 2008 fue de 508 millones y en 2009 de 426 millones, dijo el IBCE.

En 2010 el país de la región que más IED recibió fue Brasil con 48.462 millones de dólares, seguido de Chile con 15.095 y Perú con 7.328 millones, según el organismo que basa sus datos en informes de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Banco Central de Bolivia (BCB).

Por debajo de Bolivia se ubicó Paraguay con 268 millones de dólares y Ecuador con 164 millones.

El crecimiento promedio de la IED en la región en 2010 fue de 44,3% respecto del año anterior.

En el caso boliviano las inversiones se dirigieron principalmente a la minería e hidrocarburos, los dos pilares de la economía.