Los presidentes Cristina Fernández de Argentina y Sebastián Piñera de Chile se reunieron para analizar una mayor integración entre sus países en el marco de la celebración el jueves del 150 aniversario de la unificación de Italia, al que fueron invitados unos 80 jefes de Estado.

Piñera declaró a un grupo de periodistas que conversaron en particular sobre materia energética, de "forma de apoyarnos mutuamente, lo cual hace más fácil, más simple, resolver los problemas de energía que tiene Chile".

"Tenemos que duplicar nuestra energía energética y al mismo tiempo proteger la salud y la calidad de vida de los chilenos, la naturaleza y el ambiente", afirmó.

Dijo que la primera prioridad son las energías limpias, renovables, "por eso estamos desarrollando más de cien proyectos pilotos de energía solar".

"Chile necesita energía y al mismo tiempo proteger su medio ambiente y su naturaleza", aseguró.

Manifestó que con la presidenta argentina también conversó sobre temas económicos y de avanzar hacia nuevas etapas propias del siglo XXI.

Respecto de la política en Chile, sostuvo que "nuestro país está bien, pero la política no está tan bien. Chile se está desarrollando, está creciendo, pero hay demasiadas divisiones, obstruccionismo, intransigencias".

Insistió en su llamado a la unidad de los chilenos: "si queremos ser el primer país de América Latina que logre ser un país desarrollado, sin pobreza, tenemos que hacerlo unidos".

"Tengo la impresión que los chilenos son más sabios que los políticos, que el país está mejor que la política", aseguró.

"En mi país sobran izquierdas y derechas, y lo que falta es más profundidad y más altura", concluyó.

El mandatario chileno no aceptó preguntas.