La economía dominicana creció 4,3% durante el primer trimestre del año, en comparación con el mismo periodo del 2010, pero la producción de alimentos básicos y el consumo se desaceleró e incluso se redujo como consecuencia de la crisis.

El aumento exhibido por el Producto Interno Bruto (PIB) se basó en el crecimiento de la minería (42,3, zonas francas (10,3%) y manufactura (6,8%), así como el incremento del 15,6% en las exportaciones, indicó el Banco Central en un informe.

El sector agropecuario registró elevados niveles de desaceleración, seguido por el comercio y una reducción del consumo de energía eléctrica debido a la crisis en los precios internacionales del petróleo y a los elevados costos de producción.

Incluso la producción de alimentos básico en la dieta dominicana registraron caídas, como el arroz (54,8, la yuca (31,9%), los guandules (16,2%) y el plátano (15,9%), detalla el informe.

La presión de los precios internacionales del petróleo en los costos de producción, del transporte y de la energía generaron una inflación anualizada de 7,61%, mientras que el salario mínimo se había mantenido, en promedio, en 142 dólares desde el 2009, pero fue incrementado en 17% el mes pasado.

Como parte de un acuerdo "stand-by" con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el gobierno ha aumentado 19,88% la tarifa de electricidad desde noviembre pasado, provocando la caída en 7,7% del consumo del fluido.

El poder Ejecutivo también presentó esta semana al Congreso, como parte de sus compromisos con el FMI, un paquete fiscal que incluye nuevos impuestos para compensar las pérdidas de sus ingresos.

Diversos grupos sindicales, gremios empresariales y el principal partido de oposición manifestaron el jueves su rechazo a un nuevo paquete fiscal y exigieron al gobierno retractarse del más reciente aumento de la tarifa eléctrica, del 8%, que entró en vigencia el 1 de junio.

Aunque difieren de la cifras de la corporación de empresa eléctricas estatales, el Banco Central indicó que el consumo de electricidad en las residencias cayó 15,9% y 2,3% en las industrias, luego de que a finales del 2010 el gobierno aumentó las tarifas en 11%. la bancada de su partido en el Congreso no aprobará las nuevas medidas fiscales.

El ministro de Economía, Temístocles Montás, explicó que mientras el aumento de la tarifa eléctrica forma parte del compromiso con el FMI para reducir los subsidios en ese sector, el paquete fiscal busca elevar del 13% del PIB al 15% la presión tributaria, también como parte del acuerdo "stand-by".

De no hacerlo, "no cumpliríamos dicha meta, lo que pondría en peligro la estabilidad de la economía, porque implicaría una ruptura del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional", advirtió el funcionario.