Autoridades judiciales en Costa Rica detuvieron el jueves al presidente de un equipo de fútbol de primera división bajo sospechas de haber recibido millonarias transacciones procedentes de actividades ilícitas en Estados Unidos.

Agentes de la Fiscalía y la policía judicial detuvieron a Carlos Howden Pascal, de 51 años, un costarricense que vivió gran parte de su vida en Estados Unidos pero se había reinstalado en la ciudad caribeña de Limón. Se dio a conocer en el 2009 tras adquirir el club de fútbol local llamado Limon FC.

El fiscal a cargo del caso Guillermo Hernández detalló a periodistas que la investigación inició desde el 2004 por el presunto delito de legitimación de capitales o lavado de dólares.

Al parecer un sujeto de apellido Morrison y quien es hermanastro de Pascal, había amasado una fortuna en Estados Unidos traficando con tabaco. Al enterarse que era investigado, le transfirió hasta 30 millones de dólares a su familiar.

"Pascal se ha dedicado a ocultar el dinero de esos recursos en bienes inmuebles, negocios, equipos de fútbol y de béisbol y una discoteca", comentó el fiscal. Morrison actualmente está detenido en Nueva York.

En enero fue Minor Vargas, presidente no de uno, sino de varios clubes de primera y segunda división, fue detenido.

Vargas fue apresado en Estados Unidos y cumple prisión en esa nación por estafas cometidas en el campo de los seguros de vida por parte de su empresa, Provident Capital Indemnity Ltd.