Un joven estadounidense murió el jueves cuando un guardia del hotel donde se hospedaba con otros compañeros le disparó al creer equivocadamente que se trataba de un ladrón.

La oficina de prensa del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) identificó al joven como Justin David Johnston, de 16 años.

El Distrito Escolar de McLouth, en el estado de Kansas, informó en un comunicado que la víctima cursaba el último año de secundaria y se encontraba en Costa Rica como parte de un viaje de nueve días al país centroamericano organizado por una escuela de la localidad.

La versión preliminar que tiene el OIJ indica que el vigilante, de apellido Guevara y de 34 años, habría confundido al muchacho con un ladrón y por lo tanto le disparó, causándole una herida mortal en el pecho.

Johnston estaba hospedado en el hotel La Cangreja Lodge, ubicado en La Fortuna de San Carlos, a unos 120 kilómetros al norte de la capital, con otras personas entre estudiantes y tutores de la secundaria McLouth de Kansas.

El OIJ indicó en un comunicado que a los jóvenes se les envió a dormir a las 10 de la noche del miércoles, pero un grupo dejó sus cuartos para trasladarse a otras habitaciones. En la madrugada intentaron retornar caminando por una finca cercana para no ser detectados pero el guardia del hotel los avistó y creyó que se trataba de ladrones.

Socorristas de la Cruz Roja llegaron al sitio pero el joven ya había fallecido. El cuerpo fue trasladado a una morgue judicial para el respectivo examen forense.

El vigilante permanece detenido, informó el OIJ.

En un boletín de prensa, la embajada de Estados Unidos en San José manifestó que oficiales de la sede diplomática están en contacto con la familia y han viajado a La Fortuna para reunirse con autoridades y otros estadounidenses que están en el sitio del "trágico incidente".