Los "smartphones" o teléfonos móviles inteligentes están impulsando el negocio de los operadores de telecomunicaciones en América Latina, aunque sus márgenes operativos aún son reducidos, según un informe publicado hoy por la agencia de calificación Moody's.

"Los suscriptores de telecomunicaciones están migrando a planes de contrato más rentables que generan mayores ingresos y menor desconexión de clientes, mientras que el apetito de los suscriptores por adquirir nuevos aparatos continúa sin aminorar", dijo en un comunicado la analista de esa agencia Nymia Almeida sobre el citado informe.

Moody's otorga una perspectiva "estable" a las calificaciones de las empresas de ese mercado, ya que confía en que se verá impulsado por "la creciente penetración de los teléfonos inteligentes", que, según sus cálculos, aportarán entre un 5 y un 8 % de todo el crecimiento anual de los ingresos de las compañías de servicios de telefonía móvil en la región.

Así, la agencia prevé que esa industria crecerá a un ritmo anual de entre el 2 y el 4 %, lo que atribuye también al "sólido crecimiento económico de la región y al aumento del poder adquisitivo de los consumidores", dos elementos que favorecen la transición de celulares tradicionales a teléfonos inteligentes.

Sin embargo la agencia recuerda que los márgenes operativos de las compañías de telecomunicaciones de la región son todavía el gran impedimento para que la calificación del sector no suba al escalón de "positiva", ya que las autoridades presionan para que las empresas mantengan sus precios bajos.

Moody's asegura además que muchos Gobiernos de Latinoamérica están presionando a los operadores para que amplíen sus servicios de banda ancha, lo que requerirá una inversión adicional de capital que podría limitar aún más sus márgenes.