Shaquille O'Neal, uno de los mejores basquetbolistas de todos los tiempos y ganador de cuatro títulos de la NBA, anunció el miércoles por Twitter que se retirará después de una carrera de 19 años.

O'Neal, elegido como el jugador más valioso en 2000, se vio aquejado por lesiones en las piernas esta temporada con los Celtics de Boston.

O'Neal envió un tuit poco antes de las 2:45 p.m. del Este en Estados Unidos diciendo: "me estoy retirando".

El mensaje incluía un enlace a un video de 16 segundos en el que dice: "Lo hicimos, 19 años. Muchas gracias. Por eso les digo primero: me voy a retirar. Los quiero. Hablamos pronto".

O'Neal, un bromista empedernido y que se inventó uno o varios apodos nuevos en cada una de las seis ciudades en las que jugó, no le anunció sus planes a los Celtics. El gigante apenas disputó 37 partidos esta campaña, la primera de un contrato por dos años con Boston.

Apenas vio acción brevemente en tres ocasiones desde el 1 de febrero.

"Hasta donde yo sé, no nos notificó que se vaya a retirar", dijo el vocero de los Celtics, Jeff Twiss.

Sin cumple con su anuncio, O'Neal se retirará como el quinto mejor anotador en la historia de la liga con 28.596 puntos y 12do con 13.099 rebotes.

Las contribuciones de O'Neal al básquetbol trascendieron a su presencia en la cancha.

Fue uno de los jugadores más carismáticos en la historia de la NBA, encargado de salvar la franquicia del Magic de Orlando cuando el equipo lo seleccionó con el primer turno en el draft de 1992. O'Neal condujo a Orlando a los playoffs en apenas dos años, y a la final de la NBA en su tercera campaña en la liga, en la que fue barrido por los Rockets de Houston.

O'Neal, de 39 años, fichó con los Lakers de Los Angeles en 1996 y tuvo sus mejores años allí, ganando tres títulos consecutivos junto con Kobe Bryant y el entrenador Phil Jackson. Sin embargo, su relación con Bryant nunca fue buena y el pívot fue canjeado al Heat de Miami en 2004, justo después de perder la final ante los Pistons de Detroit.

O'Neal ganó su cuarto título de la NBA en Miami, esta vez en dupla con Dwayne Wade, y luego de tres años y medio con el Heat pasó a Phoenix, Cleveland y finalmente Boston.

Sin embargo, lo consiguió ganar otro título con Steve Nash y Amare Stoudemire en los Suns, con LeBron James con los Cavaliers o con Kevin Garnett, Paul Pierce y Ray Allen en los Celtics.

En cada ciudad, se ganó el cariño de los aficionados y sus compañeros con su eterna sonrisa y juguetona personalidad, incluyendo la costumbre de apodarse de manera distinta en cada plantel.

También se hizo famoso en las redes sociales, con casi cuatro millones de seguidores en su cuenta de Twitter.