La empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) demandó a nueve compañías y dos ciudadanos estadounidenses por presuntamente comprar y comercializar hidrocarburos robados por carteles de las drogas.

Pemex informó el miércoles en un comunicado que la demanda civil fue presentada el 29 de mayo en la corte federal de distrito de Houston, Texas, con la que busca recuperar el valor económico del producto robado e inhibir el mercado ilícito de hidrocarburos.

Esta demanda es la segunda presentada por Pemex ante la corte estadounidense contra empresas y particulares estadounidenses por el robo y tráfico de condensado de gas natural que la compañía mexicana ha valuado en más de 300 millones de dólares desde 2006.

La demanda anterior fue presentada en junio de 2010.

El condensado de gas natural es un hidrocarburo líquido producido en la llamada Cuenca de Burgos, en el noroeste de México.

Pemex no identificó a las compañías demandas esta semana, aunque una copia de la denuncia obtenida por la AP señaló que son nueve empresas y dos particulares.

Entre las compañías demandadas están Saint James Oil Inc. de Utah; Big Star Gathering LTD L.L.P., F&M Transportation Inc., Plains All-American Pipeline L.P., todas de Texas.

"Algunos de los acusados supieron, o al menos debían haber sabido, que estaban comercializando o transportando condensado robado", señaló Pemex en la demanda.

Añadió que si bien "otros ignoraban que estaban comprando bienes robados", los acusados adquirieron bienes de México sin contar con los derechos.

"Mientras haya un mercado en Estados Unidos para el condensado mexicano robado, los robos continuarán", advirtió.

Pemex refirió que el condensado ha sido robado de sistemas de transferencia localizados en áreas remotas de la Cuenca de Burgos.

Los carteles, señaló, también han secuestrado a mano armado los camiones en los que se transportaba el hidrocarburo rumbo a Reynosa, en el estado norteño de Tamaulipas y fronteriza con Estados Unidos.

Además señaló que funcionarios de Pemex fueron secuestrados y amenazados con violencia.