Una empresa holandesa formalizó el miércoles un contrato con las autoridades panameñas para implementar a partir de noviembre un sistema que le permitirá a los usuarios conservar el número de telefonía móvil o fijo y cambiar al operador de su preferencia.

Porting Access suscribió el contrato con la Autoridad de los Servicios Públicos (ASEP) para poner en marca la portabilidad numérica, lo que convierte a Panamá en el primer país en implementarla en Centroamérica y el sexto en Latinoamérica, según se informó.

La administradora de la ASEP, Zelmar Rodríguez, explicó que luego de la firma sólo resta el visto bueno de la Contraloría General o entidad de cuentas para dar la orden de proceder a la empresa. Estima que para noviembre comenzaría a implementarse el nuevo servicio.

"La portabilidad dinamizará el mercado de telefonía móvil y fija en Panamá y elevará la competencia entre las empresas operadoras del servicio", destacó la funcionaria, quien refirió que el contrato se adjudicó por 2,4 millones de dólares.

De acuerdo con la ASEP, el total de abonados de teléfonos móviles celulares ascendió el año pasado a 6,4 millones, en un país de algo más de tres millones de habitantes.

Entre las mayores empresas que prestan el servicio de telefonía móvil y fija está la inglesa Cable & Wireless, la primera en penetrar el mercado panameño tras la privatización de las telecomunicaciones a fines de los años de 1990.

Una de sus fuertes competencias es la española Movistar, aunque en los últimos años entraron otros operadores tras una mayor apertura en el mercado del servicio de telefonía móvil.

El sector de las telecomunicaciones es uno de los que más crece en este país, según las autoridades.