La selección costarricense no contará con su astro, el delantero Bryan Ruiz, en su primer choque en la Copa de Oro ante Cuba.

El propio jugador confirmó la noticia a la prensa que cubría el entrenamiento del miércoles.

"Podría jugar pero es mejor no arriesgar y parar ahora, perderme el partido contra Cuba y estar bien para el resto del torneo", manifestó el ariete del subcampeón holandés Twente.

A su llegada al país a mediados de mayo para incorporarse a la selección, Ruiz reportó una dolencia muscular en la pierna izquierda y, aunque había reiniciado las prácticas con el resto del plantel bajo la mirada atenta del técnico argentino Ricardo La Volpe, volvió a sentir molestias.

Su lugar en el entrenamiento fue ocupado por Marco Ureña (Kuban Krasnodar, Rusia), quien fue el último en integrarse al equipo luego de retrasos con su vuelo.

Costa Rica partirá hacia Estados Unidos el viernes para debutar el domingo con Cuba como parte del Grupo A. Los otros rivales serán México y El Salvador.

Los ticos tuvieron su último fogueo el domingo al recibir a Nigeria, partido que terminó 1-0 en favor de los centroamericanos.