Poeta y cantante de culto, Leonard Cohen fue distinguido el miércoles con el Premio Príncipe de Asturias de las Letras por la calidad de su obra literaria cantada y escrita.

Según el fallo del jurado, el veterano artista de origen canadiense ha influido en tres generaciones de todo el mundo, "a través de un imaginario sentimental en el que la poesía y la música se funden en un valor inalterable".

"Considerado uno de los autores más influyentes de nuestro tiempo, sus poemas y canciones han explorado con profundidad y belleza las grandes cuestiones del ser humano", dijo el jurado.

No es habitual que el premio de las Letras recaiga en un autor reconocido internacionalmente por su carrera musical. Pero Cohen, de 76 años, es un ícono, cuyas letras se recitan casi de manera reverencial.

Cohen escribió temas tan conocidos como "Suzanne", "Last year's man, "So long Marianne y "I'm your man", además de poemarios como "The favourite game" o "Parasites of Heaven", entre otros.

El galardón de Letras recayó el año pasado en el escritor libanés Amin Maalouf. Autores tan importantes como los premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa y Camilo José Cela fueron distinguidos con el Príncipe de Asturias en esta categoría.

El premio es el quinto de los ocho Príncipe de Asturias en anunciarse este año, en el que cumplen su 31ra edición. El director de orquesta italiano Riccardo Muti fue galardonado en la categoría de Artes; el psicólogo estadounidense Howard Gardner en Ciencias Sociales;, el de Comunicación y Humanidades fue para la institución británica The Royal Society; y los neurocientíficos Joseph Altman, Arturo Álvarez-Buylla y Giacomo Rizzolatti ganaron en la categoría de Investigación Científica y Técnica.

La próxima semana se fallará el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional. Los galardones de Deportes y Concordia se anunciarán en septiembre.

Los Príncipe de Asturias distinguen a personalidades de todo el mundo por su trabajo en campos como la cultura, la ciencia, el deporte y la investigación.

Cada uno de los premios, creados en 1981, está dotado con 50.000 euros (74.000 dólares) y una escultura diseñada por el artista Joan Miró.

Los galardones se entregarán en octubre en Oviedo, en un acto solemne presidido por los príncipes de Asturias, Felipe de Borbón y Letizia Ortiz, herederos de la corona española.