La mayoría de los japoneses creen que su país se fortalecerá después del terremoto del 11 de marzo que mató a miles de personas, a pesar de un pesimismo creciente sobre la economía, revela una encuesta de opinión difundida el miércoles.

Sin embargo, casi seis de cada diez consultados se preocupan de que ellos o algún familiar puedan haber quedado expuestos a la radiación de la planta nuclear Dai-ichi, de Fukushima, que resultó averiada por el desastre y que desencadenó la peor crisis nuclear desde Chernobyl en 1986.

La encuesta a 700 adultos efectuada por el Proyecto sobre Actitudes Mundiales, del Centro de Investigación Pew, fue conducida por teléfono del 8 al 27 de abril y no incluyó a quienes viven en las áreas del nordeste más afectadas por el desastre natural.

La consulta indica que el público japonés está dividido acerca del uso en el futuro de la energía nuclear, que ha suministrado el 30% de la electricidad en el país. Aunque sólo el 8% considera que Japón debería aumentar el uso de energía nuclear, el 46% favorece mantenerlo a los niveles actuales. Un 44% cree que debería reducirse.

Este mes, el primer ministro Naoto Kan anunció que Japón suprimirá sus planes de aumentar su dependencia de la energía nuclear.

La consulta indica una opinión pobre del manejo de la crisis por parte de Kan, por la que enfrenta una moción de censura en el Parlamento esta semana.

A la vez refleja una opinión positiva sobre el principal aliado de Japón, Estados Unidos, que suministró asistencia después del desastre que dejó 24.000 muertos o desaparecidos. Un 85% manifestó opinión favorable sobre Estados Unidos, un aumento del 19% respecto del 2010, el mayor que el Proyecto ha hallado desde que comenzó a tomar encuestas en Japón.

Sin embargo el desastre profundizó el pesimismo sobre la economía nipona, para la que el gobierno calcula necesitará más de 200.000 millones de dólares a fin de reparar la infraestructura.

Aunque el 58% de los consultados creen que Japón será más firme como consecuencia del desastre, el 52% anticipa que las condiciones económicas se agravarán en los próximos doce meses.

La encuesta tiene un margen de error de 4,5 puntos.