El Parlamento iraní consideró hoy ilegal la decisión del presidente del Gobierno, Mahmud Ahmadienyad, de auto designarse ministro interino de Petróleo, y votó a favor de remitir el asunto al Poder Judicial.

Según la agencia de noticias local Mehr, la decisión, que agrava aún más el pulso que libran el Ejecutivo y el Legislativo, y redobla la presión sobre el mandatario, fue adoptada esta mañana por la comisión de Energía de la Cámara.

"Esta acción, ilegal y apresurada, perjudicará los intereses de la República Islámica a nivel internacional. Que el presidente dé órdenes y vaya a dar órdenes es un ejemplo obvio de una ilegal injerencia en los recursos financieros", argumenta la comisión en su escrito.

Ahmadineyad asumió la estratégica cartera de Petróleo el pasado mes de abril después de destituir al entonces responsable, Masud Mirkazemí, dentro de un supuesto plan para fusionar varios ministerios y reducir de 21 a 17 el número de ministros.

De acuerdo con la leyes iraníes, el mandatario tiene potestad para remodelar el gabinete y nombrar ministros interinos por un plazo de tres meses, tras el cual debe consultar al Parlamento los nuevos nombramientos.

El conflicto parece enmarcarse en la disputa que Ahmadineyad mantiene desde hace meses por los límites de su poder con el líder supremo de la Revolución, ayatolá Alí Jameneí, y el presidente del Parlamento, Alí Lariyaní.

Las energía fósiles son el sosten de la economía de Irán, país que guarda bajo su subsuelo las segundas mayores reservas probadas de petróleo y gas del mundo.

La cartera de Petróleo concede, además, a Ahmadineyad la posibilidad de presidir la próxima semana en Viena la reunión ministerial de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).