Ecuador quiere un acuerdo comercial con la Unión Europea que respete los intereses y políticas del país.

El viceministro de Comercio Exterior, Francisco Rivadeneira, dijo el miércoles en un comunicado que la instrucción del presidente Rafael Correa "es realizar todos los esfuerzos para que los europeos se sienten a negociar pero respetando los intereses del país y las políticas del gobierno, eso no implica negociar un tratado de libre comercio, sino un acuerdo que efectivamente tome en consideración esos compromisos".

Precisó que en ese contexto "debe salvaguardarse sobre todo la posibilidad de sacar adelante el modelo del gobierno ecuatoriano que busca desarrollar el mercado local y acelerar el proceso de transformación productiva, tanto en el ámbito del mercado local como en las exportaciones".

Rivadeneira aseguró que la Unión Europea (UE) tiene toda la voluntad de negociar con Ecuador "no deberíamos preocuparnos por el... cierre de las negociaciones con Colombia y Perú, sino que hagamos las cosas bien y preparémonos para cuando nos sentemos a la mesa podamos cerrar la negociación lo antes posible".

"En caso de llegar a un acuerdo preliminar, la negociación sería relativamente rápida, porque más del 90% de los temas y contenidos ya están aceptados en términos generales, la negociación básicamente se centra en el tema de compras públicas y en servicios", añadió.

Una misión ecuatoriana estuvo con delegados de la Unión Europea a fines de mayo, buscando acuerdos en esos últimos dos temas donde aún hay divergencias entre Ecuador y la Unión Europea.

A inicios de semana el vicecanciller Kintto Lucas había señalado que Ecuador no está interesado en acuerdos comerciales con Estados Unidos o la Unión Europea aunque tales acuerdos estén disfrazados con otros nombres.