Un tribunal en Sudáfrica aprobó el martes una propuesta de Wal-Mart de adquirir por 17.000 millones de rands (unos 2.400 millones de dólares) una participación mayoritaria de la cadena minorista local Massmart.

La decisión del Tribunal de Competencia siguió a un debate intenso sobre el proteccionismo en la nación con la economía más promisoria del continente.

Los sindicatos y algunas autoridades habían expresado preocupación de que la llegada de la mayor minorista del mundo causara perjuicios al empleo y al sector manufacturero.

En su fallo, el Tribunal dijo que Wal-Mart y Massmart no podrán despedir trabajadores durante dos años, deberán respetar durante tres años los convenios laborales actuales de Massmart y deberán invertir en la capacitación de los proveedores sudafricanos.

El tribunal es la entidad gubernamental encargada de fomentar la competencia y proteger a los consumidores en Sudáfrica.

Wal-Mart y Massmart han aceptado la adopción de las medidas referidas a los despidos y los acuerdos sindicales.

También se comprometieron a canalizar 100 millones de rands (unos 14 millones de dólares) en los próximos tres años para ayudar a los agricultores y otros proveedores a que se preparen para hacer negocios con Wal-Mart.

El Congreso de Sindicatos de Sudáfrica, un aliado crucial del gobernante Congreso Nacional Africano, describió la aprobación del tribunal "casi incondicional".

El organismo sindical dijo que sus dirigentes se reunirán a finales de junio para la concertación de una campaña de marchas, movilizaciones, piquetes y ausencias en un intento por impedir la llegada de Wal-Mart.

El tribunal dijo que Wal-Mart posiblemente hará bajar precios y "beneficiará a los consumidores con un incremento de la competencia y un aumento de las opciones de compra".

El tribunal aseguró que inevitable que la decisión deje perdedores entre minoristas y productores sudafricanos, pero señaló que había optado por la vía que cree hará más competitivos a los sudafricanos.