México y Argentina celebraron hoy lo que los presidentes de ambos países calificaron como el "mejor momento" en la relación bilateral con la firma de una serie de acuerdos económicos, agrícolas, de tecnología, medio ambiente y educación, y un tratado de extradición.

En un acto realizado en el salón Adolfo López Mateos de la residencia oficial de Los Pinos, en Ciudad de México, el mandatario mexicano, Felipe Calderón, y su colega argentina, Cristina Fernández, atestiguaron la firma de una serie de acuerdos, memorandos y convenios.

Ambos países sellaron un tratado de extradición, que servirá para reclamar a personas que hayan infringido la ley y a las que se les haya iniciado un procedimiento penal en su nación de origen.

En Argentina se ha detectado la presencia de redes de tráfico de precursores químicos para la elaboración de drogas sintéticas en México, lo que incluso llevó a la captura de once mexicanos y nueve argentinos en julio de 2008.

A juicio de Calderón, el tratado de extradición suscrito permitirá "avanzar en el combate al crimen organizado transnacional, un problema que hoy demanda una verdadera cooperación internacional".

Fernández se solidarizó con México ante "el flagelo del narcotráfico y el crimen organizado", un "fenómeno trasnacional que no reconoce fronteras", e hizo un llamado a los países desarrollados "a que extremen al máximo en sus territorios las medidas necesarias para prevenir y reducir la demanda".

Asimismo, condenó el tráfico ilícito de armas de fuego, solicitó a los países productores que impongan controles más estrictos a la venta y exportación de dichas armas, y pidió a los países del G-20 que sancionen "los paraísos fiscales que facilitan el lavado de dinero del narcotráfico".

Ambas naciones pactaron, además, un convenio de reconocimiento mutuo de títulos y diplomas académicos de educación superior, un memorando de entendimiento en materia de prevención y control de la degradación de tierra, y lucha contra la desertificación y mitigación de la sequía, y un acuerdo de cooperación en materia de manejo y protección de áreas naturales.

También firmaron un memorando de entendimiento para la promoción bilateral de inversiones, y acuerdos de cooperación en minería, agricultura y ganadería, pesca y acuicultura, y un protocolo para crear un centro virtual de nanotecnología y otro en biotecnología.

Fernández, quien finaliza hoy una breve visita oficial a este país, sostuvo en la ceremonia que "nunca hubo un grado de relación tan profundo y cordial entre México y Argentina".

Sin embargo, consideró que el comercio bilateral debe crecer "aún más porque las posibilidades de articulación" entre los dos países "no tienen techo".

Por su parte, Calderón reconoció que el comercio bilateral, que suma 2.900 millones de dólares, se ha multiplicado por 4 en los últimos 10 años, pero señaló que hay un "un enorme potencial para lograr un mayor intercambio económico".

Fernández y Calderón respaldaron también la conformación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, organismo que deberá sustituir al Grupo de Río, lo que probablemente tendrá lugar en la próxima cumbre de Latinoamérica y el Caribe, que se celebrará en Venezuela en julio.

"Una Latinoamérica más integrada económicamente, será una Latinoamérica más fuerte", dijo el gobernante mexicano.

De acuerdo con un comunicado conjunto, en la reunión privada que sostuvieron Calderón aprovechó para manifestarle a Fernández "la importancia de la candidatura" del gobernador del banco central de México, Agustín Carstens, al cargo de director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI).

La postulación de Carstens "se fundamenta en la convicción de los países en desarrollo", apuntó y destacó que los titulares de los organismos financieros internacionales se deben elegir "a través de un proceso abierto, transparente y basado en los méritos de los candidatos".

Antes del mensaje a los medios, Calderón recibió a la mandataria argentina en el complejo presidencial de Los Pinos, en una breve ceremonia en la que, contrario a la costumbre, no hubo discursos.

Después, el presidente mexicano ofreció un almuerzo de Estado en el Castillo de Chapultepec en honor a Fernández, quien viajará esta noche a Italia.

La mandataria de Argentina llegó el domingo a la capital mexicana, después de que cancelara un viaje previo a mediados de abril pasado por padecer un cuadro de hipotensión arterial.