El Gobierno de Ecuador inaugurará mañana la sede del Instituto de Promoción de Exportaciones e Inversiones (Proecuador) para impulsar las ventas al exterior, abrir nuevos mercados y ofrecer servicios a los productores ecuatorianos.

El Instituto coordinará con las oficinas comerciales ecuatorianas en el extranjero, trabajará en "inteligencia comercial" para encontrar nuevos nichos de mercado y ofrecerá "capacitación" a los potenciales exportadores, precisó el canciller Ricardo Patiño, en un encuentro con periodistas.

El trabajo de este Instituto, explicó el canciller, ya ha comenzado, aunque mañana, martes, se efectuará la inauguración oficial de Proecuador, que tendrá su sede en la ciudad portuaria de Guayaquil, nudo económico del país.

La creación de Proecuador ha tenido la colaboración de expertos de Corea del Sur, Chile y Colombia, por ser países cuyas experiencias en este campo se presentan como "ejemplos a seguir" de "buenas prácticas" en la promoción de exportaciones e inversiones.

Proecuador, recordó Patiño, nació de la Corporación para la Promoción de Exportaciones e Inversiones (Corpei), una entidad público-privada que coordinó acciones en la materia durante los últimos doce años.

El canciller precisó que fue Corpei la que también colaboró en la creación de Proecuador y señaló que lo que se busca es diferenciar el rol de cada una de esas instituciones, de cara a los servicios que prestan.

Corpei funcionará como una entidad "puente" entre el sector privado y el estatal, mientras que Proecuador será la "agencia oficial" para la promoción de exportaciones e inversiones, explicó por su parte el viceministro de Comercio Exterior, Francisco Rivadeneira.

El Instituto estatal brindará, además, servicios al sector académico y proveerá de información de alto contenido a sectores productivos que el Gobierno pretende impulsar, añadió.

Rivadeneira también identificó a varios sectores sobre los cuales se prevé hacer una promoción agresiva por la posibilidad de mejorar su posición en los mercados y explicó que son catorce los que han sido ubicados en esa categoría de prioridad, siete de ellos en bienes y el resto en servicios.

Destacó entre ellos al sector de logística, sobre todo si se considera que en la cuenca del océano Pacífico Ecuador se encuentra en "la punta del este" para el mercado asiático y también como una plataforma de las exportaciones en Suramérica.

Asimismo, mencionó el desarrollo de servicios de software y turismo, mientras que en el capítulo de bienes destacó a la agroindustria, la pesquería y la industria de la madera (muebles y materiales de construcción).

Rivadeneira también identificó zonas geográficas donde se acentuará la promoción de las exportaciones, incluido el propio Estados Unidos, el principal destino de las ventas ecuatorianas que apenas llegan a ciertas regiones de ese país.

En EE.UU. se buscará "nuevos polos de desarrollo" de las exportaciones nacionales, "donde Ecuador ha tenido una presencia muy tímida" como las zonas centro y sur, sobre todo Texas, Nevada, Chicago o la propia California, sin descuidar los nichos actuales como Miami y la costa este.

Además, el proyecto exportador de Ecuador incluye la apertura de nuevas oficinas comerciales en lugares estratégicos, que además de presentarse como potenciales mercados, representan puertas de entrada a grandes regiones, señaló el viceministro.

Mencionó a las oficinas comerciales proyectadas en Colombia, varias en EE.UU., en Arabia Saudí, Holanda, México, Canadá, Panamá, Argentina, Shangai y Turquía, entre otros.

"El objetivo es que para finales de este año todo esto esté funcionando", explicó Rivadeneira, al precisar que se abrirán unas 35 oficinas comerciales de Ecuador en el mundo.