Activistas y blogueros en Egipto están presionando a los gobernantes militares de Egipto para que investiguen las constantes acusaciones de abusos contra mujeres activistas, que incluyen denuncias de que soldados sometieron a detenidas a los llamados "exámenes de virginidad".

Los blogueros informaron que realizarán el miércoles un día de protestas por internet para manifestar su indignación, que se suma a las críticas al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, que tomó control del país después del desplazamiento del presidente Hosni Mubarak en febrero.

En vista de las críticas, cuatro periodistas y un bloguero prominente fueron citados para ser interrogados por el fiscal militar, según un grupo defensor de los derechos humanos. Fueron puestos en libertad sin que se les formulasen cargos.

Hossam al-Hamalawy, el bloguero, dijo en Tweeter que "la visita al fiscal militar se convirtió en una charla en la que deseaban aclaraciones de mis acusaciones".

En un reporte en mayo, Amnistía Internacional dio a conocer las acusaciones de que las mujeres eran sometidas a exámenes de virginidad. Informó que 18 activistas que estuvieron en detención militar reportaron que fueron amenazadas con levantarles cargos de prostitución y obligadas a realizarse dichas pruebas. Agregaron que fueron torturadas, golpeadas y haber recibido cargas eléctricas.

Las supuestas pruebas de virginidad afloraron por primera vez después de un mítin en la Plaza Tahrir de El Cairo que se tornó violenta cuando hombres de civil atacaron a los manifestantes y el ejército intervino enérgicamente para despejar la plaza.

Una mujer arrestada habló sobre su tratamiento y Amnistía Internacional emitió su informe.

Los gobernantes militares egipcios han sido blancos de enérgicas críticas del movimiento juvenil de protesta, decepcionado por el ritmo de las reformas prodemocráticas.