En busca de reducir el número de víctimas fatales por el consumo de tabaco y bajar la cantidad de fumadores, el Ministerio de Protección Social o Salud anunció el martes, en el marco de la celebración del Día Mundial sin Tabaco, que a partir del 21 de julio quedará prohibida en Colombia cualquier publicidad de los productos del tabaco.

A partir de esa fecha además "no se podrán vender cigarrillos sueltos (o por unidad) sino mínimo en presentación de diez unidades, lo que hace que sea más costoso y por consiguiente de más difícil acceso a la población joven que es uno de los grupos que más se quiere proteger", explicó Beatriz Londoño Soto, viceministra de Salud y Bienestar del Ministerio de la Protección Social.

La mayoría de las ventas individuales de cigarros se da en kioscos y con vendedores ambulantes

Ya desde el año 2009 todos los productos derivados del tabaco debían contener, en sus empaques, advertencias médicas sobre los efectos en la salud de sus consumidores y la población no fumadora.

Además aquella misma norma estipula que ninguna persona natural o jurídica "podrá promocionar productos" en ningún medio de comunicación o "documento de difusión masiva", así como prohibe el patrocinio de eventos culturales y deportivos por parte de empresas tabacaleras.

Pero como ha habido mucha permisividad, se siguen dando casos de avisos publicitarios de cigarrillos, aunque no en radio y televisión.

Ahora "se ha intensificado la vigilancia para que en las etiquetas y empaques de los productos de tabaco, no incluyan frases promocionales que puedan incidir en el aumento del consumo", agregó la funcionaria citada en un comunicado del Ministerio.

Según Londoño, en Colombia, con 46 millones de habitantes, al menos 3,3 millones de personas son fumadoras, la mayoría hombres y en la franja de edad de 18 a 24 años. De acuerdo con la Liga Colombiana contra el Cáncer, al menos 3.000 personas mueren cada año en el país por cáncer de pulmón, 70% de esos casos asociados al consumo de cigarrillo.