Mohamed bin Hammam consideró "injusto" que la FIFA le negara el miércoles la entrada a su Congreso porque está suspendido provisionalmente de su cargo como jefe del fútbol asiático mientras se investigan las acusaciones de corrupción en su contra.

Bin Hammam dijo en un comunicado que la FIFA rechazó su solicitud para darle razones legales detalladas para ser suspendido y que pueda apelarlas.

Agregó que ha sido castigado antes de ser declarado culpable.

Bin Hammam, presidente de la Confederación Asiática de Fútbol, fue suspendido el domingo junto con el colega de la FIFA Jack Warner mientras la asociación investiga si el catarí sobornó a votantes caribeños durante su abandonada campaña por la presidencia de la FIFA.

El congreso de la asociación inició el miércoles con su presidente Joseph Blatter listo para ser reelecto.