Dos altos funcionarios del gobierno ecuatoriano expresaron el lunes opiniones divergentes en torno al comercio del país con naciones extranjeras.

El vicecanciller Kintto Lucas afirmó que Ecuador se opone a los tratados de libre comercio aunque "estén disfrazados" con otros nombres, mientras que el viceministro coordinador de la Producción, Mauricio Peña, se declaró optimista por la reanudación de las negociaciones comerciales de Quito con la Unión Europea.

"Desde el inicio del gobierno y a través de los postulados (del partido político) Alianza País ... ha existido una clara postura del presidente Rafael Correa de no firmar tratados de libre comercio por lo que implican para el país, sea con Estados Unidos o sea con la Unión Europea", afirmó Lucas en declaraciones a la agencia oficial de noticias Andes.

Desde que comenzó el gobierno de Correa en enero del 2007, Ecuador rechazó tajantemente suscribir un tratado de libre comercio con Estados Unidos, aunque sus vecinos Colombia y Perú pugnaban por hacerlo, mientras que con la UE busca un acuerdo comercial que tome en cuenta el menor desarrollo ecuatoriano y temas de migración, entre otros.

"No se firmarán tratados de libre comercio así estén disfrazados con otro nombre. El problema es que a veces en el mundo actual se disfrazan los términos y se los llama de distinto nombre, pero significa que sigue siendo un tratado de libre comercio", dijo Lucas.

"Es bastante ingenuo creer que en la Unión Europea van a ser buenos con nosotros, pero esto no es una cuestión de polémica, es una cuestión de un mandato de propuesta gubernamental", agregó.

Por su parte, Peña recordó en una rueda de prensa que Correa "ha sido enfático en su decisión de que Ecuador avance en un proceso de negociaciones" con la UE, y agregó que el país está optimista "ante la posibilidad de que el proceso (de negociación) se reinicie de forma rápida".

Nathalie Cely, ministra coordinadora de la Producción, se reunió el 27 y 28 de mayo con autoridades de la UE, entre ellos el comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht, para revisar el estado de las relaciones comerciales entre las dos partes.