El canciller boliviano David Choquehuanca y su colega de Paraguay Jorge Lara anunciaron el lunes que se encuentran en el último paso para concluir las delimitaciones de las fronteras de sus países.

En un comunicado conjunto, ambos funcionarios dieron a conocer que acordaron notas reversales — un tipo de nota diplomática que concerta un entendimiento entre dos naciones — "para el establecimiento de una faja Non Aedificandi (sin edificaciones) destinada a facilitar el tránsito y la intervisibilidad entre los hitos de caracterización de la frontera seca de ambos países".

Choquehuanca expresó en conferencia de prensa conjunta que el martes se instalará una comisión boliviana-paraguaya que demarcará los límites.

"Esto es histórico. Después de 73 años se está instalando esta comisión, y para poder trabajar armónicamente se han firmado notas reversales para tener un espacio en nuestras fronteras", indicó Choquehuanca.

"Paraguay es con el único país que tenemos terminado la delimitación de nuestras fronteras. Estamos trabajando con otros países como Brasil, Perú y otros", agregó el canciller boliviano.

Lara fue condecorado con el Cóndor de los Andes en el grado de Gran Cruz, una de las más altas distinciones que otorga Bolivia. El canciller paraguayo agradeció el honor y se comprometió a realizar "complementaciones productivas" en las fronteras, así como a "luchar contra el narcotráfico y trata de personas".

Lara fue consultado sobre si su país apoya la demanda de Bolivia a Chile para que éste le otorgue una salida al mar, a lo que respondió que proviene de un país sin costas y por ello entiende la petición.

En el "espíritu de integración y fortalecimiento de la región estamos comprometidos a hacer todos los esfuerzos para que las diferencias entre ambos países se vayan superando por el deseo de otros países que acompañan este proyecto", afirmó.

Paraguay y Bolivia se enfrentaron entre 1932 y 1935 en la denominada Guerra del Chaco, suspendida por gestión diplomática de los países de la región. En 2009, durante un acto realizado en Buenos Aires, los presidentes de Paraguay Fernando Lugo y su colega boliviano Evo Morales firmaron el tratado final de paz.