Grecia podría recibir otros 20.000 millones de euros (28.000 millones de dólares) en ayuda financiera de sus socios de la eurozona y aumentar tres veces esa cantidad mediante medidas nuevas de austeridad, como la venta de bienes del Estado, dijo un alto funcionario del Banco Central Europeo.

Citado por el diario Financial Times, un miembro del consejo ejecutivo del BCE, Lorenzo Bini Smaghi, dijo que Grecia necesita entre 60.000 y 70.000 millones de euros durante el año próximo.

Bini Smaghi dijo ese hueco se podría llenar de varias maneras y esbozó un plan de asistencia adicional que se divide entre contribuciones del gobierno y del sector privado.

El dinero del sector privado provendría en parte de la compraventa de bienes del Estado, así como de las inversiones de los bancos griegos en la deuda pública a corto plazo.

La mitad del gobierno se dividiría: dos tercios de los países de la zona del euro — alrededor de 20.000 millones de euros — y el resto con cargo al Fondo Monetario Internacional.

Dijo que el plan "tiene que estudiarse más" y que en cualquier caso requeriría compromisos concretos por parte del gobierno griego para que siga saneando sus finanzas. Los partidos políticos griegos, sin embargo, no pudieron acordar la semana pasada un nuevo plan de medidas de austeridad.

El año pasado, la eurozona y el FMI le otorgaron a Grecia un paquete de rescate de 110.000 millones de euros, pero la economía griega sigue deteriorándose y Atenas ha dicho que no podrá acceder a los mercados financieros el año próximo como estaba previsto.

Los funcionarios de la UE están bajo presión para asegurarse de que Grecia reciba el financiamiento por lo menos un año antes. El primer ministro de Luxemburg, Jean-Claude Juncker, dijo la semana pasada que de lo contrario las reglas del FMI no le permitirán pagar el siguiente abono de sus préstamos a Grecia en junio.

"Si el gobierno griego está de acuerdo con el programa, el FMI lo desembolsará, y estoy convencido de que los países de la zona del euro desembolsarán su parte", dijo Bini Smaghi.