La oficina del alguacil del condado de Maricopa, Joe Arpaio, solicitó a un juez que rechace las sanciones propuestas por la destrucción de archivos en una demanda en la que se afirma que agentes persiguieron por su aspecto racial a hispanos en acciones contra inmigrantes.

Los abogados de Arpaio solicitaron al juez federal Murray Snow que presente sus propias sanciones en lugar de aquellas que plantearon los abogados de la contraparte, los cuales sugirieron que la corte emita una orden que diga que la agencia basó sus redadas en sentimientos antihispanos.

Snow encontró méritos para sancionar a la corporación porque desechó y destruyó archivos de los agentes que habían efectuado revisiones a vehículos durante patrullajes, una acción que la corporación policial local reconoció haber hecho.

Algunos correos electrónicos relacionados a redadas y que se pensaba habían sido desechados por la oficina del alguacil fueron en realidad conservados por el condado como parte de una demanda de otro tipo.