La ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, que aspira al puesto de responsable del Fondo Monetario Internacional (FMI), declaró hoy que se mantendrá como ministra de Economía en Francia si no accede a dirigir ese organismo internacional.

En declaraciones a la emisora francesa "Europe 1", Lagarde señaló que "no hay la mínima duda" de que se mantendrá en el Ejecutivo si es nombrada directora gerente del FMI como sucesora del también francés Dominique Strauss-Kahn.

No obstante, si logra el puesto al que aspira, podría renunciar a sus responsabilidades al frente de la cartera de Economía en el Ejecutivo del primer ministro François Fillon.

La ministra no quiso dar ningún nombre sobre quién podría sucederla en el puesto, ya que esa decisión corresponde al presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, y al primer ministro.

Lagarde, ocupa la cartera de Economía y Finanzas desde 2007, ha declarado oficialmente su intención de suceder a Strauss-Kahn al frente del FMI, quien dimitió para preparar su defensa en el proceso por presunta agresión sexual al que se enfrenta en Estados Unidos.