Activistas de Greenpeace subieron a una plataforma petrolera frente a la costa de Groenlandia para impedir que la empresa escocesa Cairn comience la perforación en aguas profundas del Artico, informó el domingo el grupo ambientalista.

Los activistas subieron al pozo de la empresa Cairn la madrugada del domingo y ahora están colgados por debajo de la plataforma en un compartimento, dijo la organización, y agregó que tienen suficientes alimentos y agua para permanecer donde se encuentran por 10 días.

Cairn informó a principios de este mes que había obtenido permiso para perforar hasta siete pozos de exploración en la costa occidental de esta isla del Artico.

Greenpeace ha criticado a Cairn, la única empresa que ha perforado en esta área, por no adoptar las medidas de precaución adicionales para evitar accidentes como el ocurrido en el derrame petrolero de British Petroleum en el Golfo de México en el 2010.

No se pudo localizar de inmediato a funcionarios de la firma petrolera Cairn para que comentaran al respecto.