Un grupo de 14 activistas del grupo ecologista Greenpeace colgó hoy una pancarta de gran tamaño en la icónica Puerta de Brandeburgo de Berlín en la que exigen un "apagón nuclear" inmediato al gobierno de la canciller, Angela Merkel.

Los ecologistas, jaleados por decenas de manifestantes, se encaramaron al conocido monumento del centro de la capital alemana y desplegaron una pancarta que afirmaba "Cada día con energía nuclear es demasiado".

El grupo ecologista defiende que Alemania puede abandonar el uso de la energía atómica para 2015 y calificó de "totalmente inaceptable" la fecha oficiosa de 2021 para desconectar definitivamente las 17 centrales nucleares del país.

La efectista protesta de Greenpeace se produjo un día después de las masivas manifestaciones, con decenas de miles de personas, que atravesaron ayer una veintena de ciudades alemanas exigiendo al gobierno de centro-derecha el abandono inmediato de la energía atómica.

Además, esta previsto que hoy se reúnan los socios de la coalición de gobierno y varios ministros en la Cancillería para empezar a perfilar la hoja de ruta del "apagón nuclear" alemán.

El encuentro analizará el informe de conclusiones elaborado por la comisión ética que designó Merkel tras la catástrofe de Fukushima para buscar alternativas a la energía atómica y que, según varios medios de comunicación alemanes, considera factible el abandono de la energía nuclear para antes de 2021.