Luke Donald se aseguró el domingo el número uno de la clasificación mundial al ganar el torneo BMW tras superar a Lee Westwood en un desempate que se convirtió en un duelo por la cima del ranking.

En el primer hoyo de desempate en Wentworth, el inglés Donald dejó su tiro de acercamiento a una corta distancia del banderín en el green del 18, mientras que su compatriota mandó su tiro al obstáculo de agua cercano.

Fue apenas el segundo título de torneos de stroke play para Donald en cinco años. El lunes, superará a Westwood cuando se divulguen las nuevas posiciones y se sumará a Westwood y Nick Faldo como los únicos ingleses que lideraron la clasificación mundial desde su creación en 1986.

"Suena bastante bien, ¿no?", dijo Donald, que terminó segundo aquí el año pasado. "Es un logro asombroso. Es algo de lo que estaré muy orgulloso cuando repase mi carrera. Guardaré este momento, es muy especial".

"Ansío el desafío de permanecer en el número uno", agregó. "Sé que Lee y Martin (Kaymer) me perseguirán con ganas".

Tras ir dos golpes abajo de los líderes Donald y Matteo Manassero al inicio de la ronda, Westwood terminó con 68, tres bajo par, y Donald registró 70 para que ambos empataran con un total de 278, seis bajo par.

El argentino Ricardo González tuvo una ronda final de 67 impactos, cuatro bajo par, para finalizar a seis golpes de Donald y Westwood. El chileno Felipe Aguilar también quedó a la misma distancia tras una ronda de 71.