El presidente cubano Raúl Castro agradeció el apoyo de las iglesias e instituciones religiosas de la isla durante un acto por el 70 aniversario del Consejo de Iglesias de Cuba.

"Doy las gracias porque necesitamos, hoy más que nunca, todas esas bendiciones", expresó Castro en el acto realizado el sábado por la noche, informó la edición dominical del diario oficial Juventud Rebelde.

Castro respondió así a la declaración del Reverendo Marcial Miguel Hernández, Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba, durante el Culto de Clausura: "Dios Bendiga Nuestra Nación, Dios Bendiga a nuestro gobernantes".

El mandatario inició desde mediados de 2010 lo que calificó de una serie de cambios o actualización del modelo para salir de la grave crisis económica que puso la isla "al borde del precipicio", según el mismo afirmó.

En las décadas de los 60 y de los 70 no hubo buenas relaciones entre las autoridades de la isla y las instituciones religiosas, pero posteriormente fueron los lazos fueron mejorando.

El gobierno accedió a algunas demandas de las instituciones religiosas. En la actualidad por ejemplo tienen a cargo la atención a las personas mayores, sin embargo no fueron escuchados otros reclamos como el acceso a la educación o a los medios de prensa, aunque se le permite transmitir en ocasiones algunos mensajes o algunos actos.

Lo más destacado del acercamiento entre el gobierno de Castro y las instituciones es la negociación con la Iglesia Católica de Cuba en el 2010, que culminó con la liberación de todos los disidentes que quedaban en las cárceles del llamado "grupo de los 75" sentenciados a largas condenas en el 2003 acusados de realizar acciones antigubernamentales con el auspicio de Estados Unidos.