La automotriz japonesa Honda Motor Co. ofreció el sábado disculpas por una violación a sus sistemas de seguridad al haber descubierto a intrusos en su base de datos de clientes en Canadá.

Honda informó a través de una declaración publicada en su portal de Internet que el ataque cibernético expuso nombres, direcciones y números de identificación de vehículos. Sin embargo, la violación de las bases de datos no involucró información que "sería típicamente usada para robar identidades o para cometer fraudes", como información sobre fechas de nacimiento o de tarjetas de crédito.

La fabricante de autos está dando aviso por escrito a sus clientes por correo. La agencia de noticias japonesa Kyodo News señaló el sábado que unas 280.000 cuentas se verían afectadas.

Honda informó que está "trabajando diligentemente" para fortalecer sus sistemas de seguridad de datos. Una intrusión cometida a finales del año pasado involucró a millones de clientes estadounidenses que se habían registrado en los portales de internet de Honda.