Un juez multó a Hosni Mubarak y a otros dos ex funcionarios egipcios con 90 millones de dólares por los cortes a los servicios de telecomunicaciones impuestos por el gobierno durante la revuelta popular a principios de año.

Los servicios de internet y telefonía móvil fueron cortados durante días cuando cientos de miles de personas tomaron las calles de El Cairo en enero para exigir la salida del presidente.

El juez Hamdi Okasha ordenó el sábado la multa como compensación por las pérdidas financieras en que incurrió la nación durante la suspensión de las telecomunicaciones.

Mubarak está bajo custodia en un hospital pendiente de juicio por cargos de corrupción y confabulación en la matanza de manifestantes.

A Mubarak se le ordenó pagar 33 millones de dólares de la multa. El ex ministro del interior Habib el-Adly fue multado con 50 millones y el ex primer ministro Ahmed Nazif, con 7 millones.