El zaguero panameño Luis Moreno — tristemente célebre por patear una lechuza que luego murió — figura entre los nueve futbolistas que salieron el viernes del Deportivo Pereira, último en el torneo Apertura y amenazado con el descenso.

El argentino Ramiro Arrú y los paraguayos Carlos Villagra y Jorge Britez corrieron la misma suerte, anunció el presidente del Pereira Francisco López.

Moreno y otros de los jugadores que dejan al equipo tenían contrato hasta diciembre pero el Pereira optó por concluir la relación a raíz de los malos resultados y una complicada situación económica.

El jugador panameño, de 29 años, pateó la lechuza en el estadio Roberto Meléndez de Barranquilla en el encuentro que el Pereira perdió 2-1 el 27 de febrero ante Atlético Junior por el torneo Apertura.

Poco antes de recibir el puntapié de Moreno, el ave revoloteaba a orillas de la cancha, donde fue alcanzada por un pelotazo. La lechuza murió posteriormente en una clínica veterinaria y luego fue cremada.

La acción le generó varias sanciones, entre ellas la suspensión de dos partidos de suspensión y una multa del equivalente a 615 dólares.

La agencia gubernamental encargada de cuidar el medioambiente en Barranquilla posteriormente le impuso una multa por el equivalente a 15.000 dólares.

El futbolista cumplía otro castigo — siete encuentros — por haber pateado a Andrés Escobar en el partido que el Pereira perdió 2-1 contra el Deportivo Cali.