La empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) concluyó el tendido del nuevo gasoducto que permitirá incrementar desde junio sus envíos de gas a Argentina, informó hoy la empresa.

YPFB Transporte, subsidiaria de la estatal, explicó en un comunicado que ya fueron tendidos los 13 kilómetros del gasoducto y que actualmente se realizan pruebas hidráulicas para confirmar su "integridad y resistencia".

La inauguración del llamado Gasoducto de Integración Juana Azurduy (GIJA) será a fines de junio próximo, con la participación de los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y Argentina, Cristina Fernández.

La empresa invirtió 29,5 millones de dólares sólo en el tendido de la tubería, que va desde Campo Grande hasta el pozo Madrejones, ambos en la región sureña de Tarija, fronteriza con Argentina.

YPFB Transporte también monta una estación de medición en Campo Grande y en las próximas semanas completará el trabajo con "obras civiles" menores y la restauración de vías.

El gasoducto, que se conectará con el tramo de 35 kilómetros que construye Argentina, permitirá que petroleras como la española Repsol YPF incrementen sus exportaciones a Argentina, que es el segundo cliente del gas boliviano, después de Brasil.

La nueva tubería inicialmente podrá transportar unos 7,7 millones de metros cúbicos diarios de gas y, a futuro, se conectará con el Gasoducto del Noreste Argentino, con la posibilidad de enviar hasta 27,7 millones.