Funcionarios del gobierno de Arizona llevaron a la corte la ley estatal sobre uso de la marihuana con fines médicos.

El fiscal general Tom Horne demandó el viernes al Departamento de Justicia de Estados Unidos y a otros acusados en representación del estado y de la gobernadora Jan Brewer.

La demanda pide que un juez federal decrete si el estricto cumplimiento de la ley de Arizona ofrece protección de la fiscalía federal o si la medida estatal reemplaza la ley federal.

La ley del estado de Arizona aprobada por los votantes en noviembre del año pasado despenaliza la distribución, posesión y consumo de marihuana por fines médicos bajo circunstancias específicas.

Sin embargo, el fiscal general por Arizona ha señalado a los funcionarios estatales que la marihuana sigue siendo ilegal de acuerdo a las leyes federales.

Brewer dijo estar preocupada de que los empleados estatales pudieran enfrentar un proceso federal por administrar el programa del estado.