La producción global de las automotrices japonesas cayó en abril, especialmente en Japón, donde las plantas proveedoras fueron destruidas por el terremoto y maremoto del 11 de marzo.

Toyota Motor Corp. reportó el viernes que la producción de abril en Japón cayó 74,5% a 79.341 vehículos, mientras que su producción global bajó 48% a 346.297 unidades.

Las automotrices japonesas se han visto forzadas a reducir la producción debido a la escasez de partes. El terremoto de 9,0 grados de magnitud y el maremoto subsecuente devastaron amplias áreas del nororiente de Japón, hogar de las fábricas de autopartes.

Honda Motor Co. y Nissan Motor Co. también produjeron menos vehículos en Japón y a nivel mundial en abril, comparado con las cifras logradas durante el mismo lapso un año antes.

La producción de Honda en Japón se desplomó 81% en abril a 14.168 vehículos, mientras que la producción mundial cayó 52,9% a 138.498 vehículos.

En el caso de Nissan, la producción japonesa bajó 48,7% a 44.193 vehículos, y globalmente cayó 22,4% a 248.024 vehículos.