El gobernador de Texas Rick Perry dijo el viernes que considerará competir por la nominación republicana a la presidencia de Estados Unidos.

Durante meses, el gobernador que más tiempo ha estado en su puesto en la historia de Texas había dicho que no estaba interesado en postularse para ocupar la Casa Blanca.

Perry dijo el viernes que decidirá si entra en la contienda después de que la legislatura estatal levante el periodo de sesiones de este año.

El gobernador hizo su anuncio en una ceremonia de firma de una iniciativa de ley que requerirá que los votantes de Texas presenten identificación con foto en las casillas de votación.