Aunque Gisela Dulko no estuvo en el nacimiento de sus sobrinos mellizos por jugar en el Abierto de Francia, su sacrificio fue recompensado.

La argentina, número 51 en el escalafón mundial, venció el viernes a la finalista del año pasado, la australiana Samantha Stosur, 6-4, 1-6, 6-3, e igualó su mejor resultado en un torneo de Grand Slam al avanzar a la cuarta ronda.

"Estuve despierta hasta muy tarde", dijo Dulko, de 26 años, quien fue tía el jueves. "Fue muy emotivo porque me hubiera encantado estar en Buenos Aires, pero estoy aquí".

Su hermano y entrenador, Alejandro, tuvo un niño y una niña. Después que Dulko venció a Stosur en la cancha Philippe Chatrier, escribió en una toalla: "Para Myla y Teo. Valió la pena. Los amo".

Dulko, que había ganado tres encuentros en el Abierto de Francia del 2006 y en el Abierto de Estados Unidos en el 2009, necesitó menos de una hora para imponerse. Tuvo un partido con altibajos ante la octava preclasificada mundial.

La argentina ganó el primer parcial y Stosur pareció dar vuelta al partido cuando triunfó en el segundo con facilidad. Pero en el tercero, Dulko se puso en ventaja 4-2 con un quiebre de servicio y mantuvo su saque para avanzar.

La australiana Stosur también llegó a semifinales en Roland Garros en el 2009.

Dulko, que llegó a estar en el número uno del ranking de dobles, ganó su primer título en casi tres años esta temporada en el puerto mexicano de Acapulco, para sumar el cuarto de su carrera. La victoria del jueves fue la primera sobre una de las diez mejores del mundo en un major.

Dulko llegó a ser la número 26 del mundo el 26 de noviembre de 2005. En los grand slams, también llegó a la cuarta ronda en el Abierto de Francia de 2006 y el de Estados Unidos de 2009.

Su siguiente rival, por un lugar en cuartos de final, será la francesa Marion Bartoli, 11ma preclasificada.

"Me siento cómoda y a gusto", dijo Dulko. "Espero un partido realmente difícil en la cuarta ronda. Sin embargo, no creo que sea demasiada presión. Haré lo que siempre he hecho hasta ahora. Jugaré lo mejor que pueda y lo disfrutaré".