El Fondo Monetario Internacional (FMI) aplaudió el viernes el desempeño de la economía boliviana y advirtió que el control de la inflación debe ser una prioridad inmediata, al culminar la evaluación anual del país sudamericano.

El FMI proyectó que las economía boliviana cobrará un nuevo impulso gracias a la continua recuperación de la producción de hidrocarburos, el aumento de la inversión pública y los precios de exportación favorables, según una nota de prensa. El FMI proyecta un crecimiento de 4,5% este año, tras registrar 4,2% en 2010.

La institución financiera recomendó una apreciación moderada de la moneda para suavizar las presiones inflacionarias, que ascendería a 10,4% este año tras marcar apenas 2,5% en 2010.

Cada año, un equipo de funcionarios del FMI suele visitar a los países miembros para recoger información económica y financiera y examinar con las autoridades nacionales la evolución y las políticas económicas.