La comisión electoral de Túnez dijo el jueves que quiere aplazar por tres meses los primeros comicios nacionales en el país desde que fue derrocado el presidente autoritario Zine El Abedine Ben Alí.

La comisión propuso realizar la votación para una asamblea nacional el 16 de octubre en lugar de en julio, para dar más tiempo a los organizadores.

"No emitimos este reporte con gozo en nuestros corazones, pero mantener el 24 de julio como fecha habría sido mucho peor", dijo Larbi Chouikha, miembro de la comisión.

La comisión electoral mencionó "numerosas deficiencias y problemas" en la organización de los comicios. Hizo notar en particular que unos tres millones de tunecinos no están incluidos en las bases de datos electorales y centenares de miles no tienen documentos válidos de identificación.

La principal tarea de la asamblea constituyente va a ser redactar una nueva constitución para el país norafricano, luego que Ben Alí huyese en enero tras una revuelta popular contra su régimen de 23 años.

No estaba claro si la decisión de la comisión era definitiva o pudiera ser anulada por el gobierno interino, que examinará el asunto el martes. Previamente esta semana, el gobierno había recomendado mantener la fecha inicial.

Aquellos en favor de celebrar las elecciones en julio han dicho que una votación temprana ayudaría a llevar estabilidad al país. Sin embargo, muchas figuras políticas han dicho que los tunecinos necesitan más tiempo para conocer a las decenas de partidos que han surgido.

Bajo Ben Alí, un solo partido, llamado RCD, ahora disuelto oficialmente, controlaba el país y los partidos opositores representados en el parlamento eran básicamente simbólicos.