El gigante electrónico japonés Sony anunció hoy una pérdida neta de 259.600 millones de yenes (2.250 millones de euros) en el año fiscal 2010, lo que supone seis veces más de lo que perdió en el ejercicio precedente.

El beneficio operativo de la multinacional en el año fiscal 2010, que concluyó el pasado 31 de marzo, fue en cambio de 199.800 millones de yenes (1.730 millones de euros), por encima de los 31.800 millones de yenes (275 millones de euros) del año anterior.

El grupo nipón atribuyó el incremento de la pérdida neta a la fortaleza del yen y su efecto en las exportaciones, así como al impacto del terremoto y el devastador tsunami del pasado 11 de marzo.