El aumento en los precios de la gasolina y los fuertes recortes en el gasto gubernamental causaron que la economía estadounidense creciera débilmente en los primeros tres meses del año, informaron autoridades.

Por su parte, el gasto del consumidor se redujo más de lo estimado.

El Departamento de Comercio dijo que la economía creció a una tasa anual de 1,8% en el período enero-marzo, lo mismo que había calculado el gobierno hace un mes. El gasto del consumidor creció a la mitad de la tasa del trimestre previo. Y un aumento en las importaciones hizo crecer el déficit comercial de Estados Unidos.

Muchos economistas creen que la economía crecerá ligeramente más en el trimestre actual.

Los consumidores siguen sufriendo los altos precios de la gasolina, que se vende en hasta cuatro dólares por galón (1,05 dólares por litro).