Los usuarios de telefonía móvil y fija en Panamá podrán ser los dueños de sus números a partir de noviembre próximo, afirmó hoy el Gobierno, tras anunciar que contrató por 2,4 millones de dólares a una empresa holandesa para que brinde el servicio de "portabilidad numérica".

El viceministro de Economía y Finanzas, Frank De Lima, informó de que el Consejo Económico Nacional (Cena) panameño autorizó este jueves la contratación de la empresa Porting Access B.V. para que brinde el servicio de portabilidad numérica, que permitirá a los usuarios mantener su número independientemente del operador que contraten o si se cambian de un concesionario.

De Lima explicó en rueda de prensa que el contrato contempla una partida de 1,8 millones de dólares para el suministro de los equipos necesarios para la operación del sistema, y otros 400.000 dólares para su actualización y mantenimiento por un periodo de tres años.

La contratación de este proyecto pasó por dos licitaciones públicas que fueron declaradas desiertas por el incumplimiento en los requisitos y exigencias del pliego de cargos que sirvió de base para el acto público.

Se espera que el proyecto fortalezca la competencia de telefonía móvil y fija en Panamá, estimule a las empresas para que mejoren la calidad del servicio y para que ofrezcan tarifas más atractivas a fin de retener o atraer a los usuarios.

Según cifras de la Autoridad de los Servicios Públicos de Panamá (ASEP), este país centroamericano, con 3,5 millones de habitantes, registró en 2010 un estimado de 6,4 millones de líneas móviles activas, de las cuales el 90 por ciento son clientes con sistema prepago.