La agencia Moody's Investors Service redujo su calificación de los bonos soberanos de Bahréin y dijo que su panorama es negativo debido sobre todo a la agitación política en esa nación insular.

Moody's dijo el jueves que tomó esa medida debido a que el panorama político de Bahréin es "altamente incierto" después de la represión a las protestas que empezaron en febrero encabezadas por chiíes.

La firma dijo que la supresión de las protestas y la intervención de fuerzas de estados árabes vecinos en marzo contribuyeron a "un deterioro significativo en el ambiente político de Bahréin". Asimismo consideró improbable que las causas subyacentes de la inestabilidad se resuelvan pronto.

Moody's bajó en un grado la calificación a "Baa1". Aun así, sigue estando en grado de inversión.