Kolo Touré, zaguero de Manchester City, fue suspendido el jueves por seis meses por un resultado positivo en un control antidopaje.

La sanción es retroactiva a marzo, cuando fue suspendido provisionalmente por la Asociación de Fútbol inglesa (FA).

El integrante de la selección marfileña de fútbol encaraba un castigo máximo de dos años, pero la comisión disciplinaria de la FA dijo que tomó en cuenta la admisión del propio jugador de que utilizó diuréticos de su esposa.

La FA creyó que Touré no intento mejorar su rendimiento deportivo ni esconder el uso de sustancias prohibidas para mejorar el rendimiento.

El control antidopaje fue después del partido del 12 de febrero contra Manchester United, y el resultado fue divulgado el 2 de marzo, el día que comienza la suspensión.