Un general que asumió el mes pasado como máximo oficial del ejército es la elección sorpresiva del presidente Barack Obama para convertirse en el próximo jefe del Estado Mayor Conjunto, dijeron el miércoles dos personas familiarizadas con el proceso de selección.

El general Martin Dempsey, un destacado veterano de la guerra de Irak, sucedería al almirante de la Marina, Mike Mullen, como principal asesor militar del presidente cuando el periodo de éste termine el 30 de septiembre. Dempsey tendría que ser confirmado por el Senado.

Dos personas familiarizadas con la decisión, que hablaron bajo condición de anonimato porque no ha sido anunciada por la Casa Blanca, dijeron que está previsto que se haga pública el martes.

Dempsey es una decisión inesperada porque acaba de comenzar el 11 de abril un período de cuatro años como jefe del ejército.

El general de la Marina James Cartwright era el favorito de Obama como próximo jefe del Estado Mayor Conjunto, según se había rumorado durante mucho tiempo. Sin embargo, Obama informó a Cartwright durante el fin de semana que él ya no era un candidato, dijo el miércoles un funcionario de defensa. El funcionario habló bajo condición de anonimato con el fin de discutir las deliberaciones internas.

No es inusual para un jefe en servicio como Dempsey ser ascendido a jefe del Estado Mayor Conjunto, pero rara vez, o nunca, ha ocurrido tan rápidamente. Mullen fue seleccionado después de haber servido como jefe de la Marina por un poco más de dos años.

Cartwright, el actual subjefe del Estado Mayor Conjunto, ha sido un asesor cercano al presidente, con visitas habituales a la Casa Blanca, a menudo como sustituto de Mullen cuando estaba de viaje. El periodo de Mullen se inició en 2007 bajo el presidente George W. Bush, y Obama lo nombró para un segundo mandato de dos años en 2009.

Las posibilidades de Cartwright fueron golpeadas por las críticas privadas de su estilo de gestión y la publicación de una investigación del Pentágono sobre denuncias de mala conducta con una ayudante joven.

El inspector general del Pentágono absolvió a Cartwright de las acusaciones más graves, que sugerían que había tenido una relación inapropiada con la mujer. Pero la investigación encontró que manejó mal un incidente en el que la ayudante estaba borracha y, o bien se desmayó o se quedó dormida en su habitación de hotel, donde él estaba trabajando, mientras su personal de seguridad se encontraba cerca.

Dempsey es uno de los generales de cuatro estrellas más fogueados en batalla, con dos turnos de servicio en Irak y un período como comandante interino del Comando Central, que cubre la mayor parte de Asia Central y Medio Oriente. No es muy conocido públicamente y tiene una reputación de franqueza y pensamiento innovador dentro del Ejército.

Elegir al sucesor de Mullen es el último de una serie de cambios en el rango superior del equipo de seguridad nacional de Obama.

___

Robert Burns está en twitter como http://twitter.com/robertburnsAP