La Corte Nacional de Justicia (CNJ) expresó el jueves su "rechazo enérgico" a cualquier intromisión en la función judicial, así como las expresiones intimidatorias en contra de los jueces y sus fallos.

Un comunicado suscrito por el presidente de la CNJ, Carlos Ramírez, y todos los magistrados de esa entidad, expresa el "rechazo enérgico a cualquier intromisión, abierta o velada, a la facultad jurisdiccional otorgada exclusivamente a los jueces por disposición de la Constitución y la ley".

Exhortó a los estamentos públicos y privados "a observar el respeto y la mesura debida cuando de juicios de valor se trate, en torno a procesos o resoluciones judiciales en particular".

La Corte argumentó que su posición obedece a que "últimamente se ha proferido expresiones a priori e intimidatorias contra algunos jueces del país, por causas sometidas a su exclusiva potestad jurisdiccional así como difundido mensajes televisivos contratados que pretenden menoscabar la honra y dignidad de los jueces".

"Actitudes como las referidas, atentan contra la independencia y autonomía de las funciones del estado, garantizadas expresamente en la constitución", señala la CNJ.

Tanto el presidente Rafael Correa, como varios de sus ministros, entre ellos los de Coordinación Política y de Justicia, además de dirigentes políticos y sociales, constantemente se quejan de lo que consideran una deficiente administración de justicia en el país.

Critican a su vez algunas sentencias.

El documento de la CNJ no hace alusión al referendo del 7 de mayo, en que los ecuatorianos aprobaron una propuesta de Correa para impulsar una profunda reforma al poder judicial. Aún no hay resultados oficiales del proceso electoral, de cuya aprobación no hay dudas.